miércoles, enero 18, 2006

COMER EN SOFIA, UN PLACER DE DIOSES

Una de las cosas que mas conviene disfrutar de la visita de Sofia es, sin lugar a dudas, su magnifica y rica gastronomia, un verdadero placer de dioses. Se trata de una curiosa mezcla de comidas tradicionales del pais, de comidas tipicas balcánicas y de comidas europeas. Su exquisito sabor y con abundancia de condimentos como el aji picante, perejil, ajedrea, comino, pimienta negra y pimentón rojo, entre muchos otros, proporciona a las comidas un sabor tan peculiar que se vuelve, con el tiempo, inolvidable y adictivo. 

Entre los platos mas comunes y tipicos se encuentran las alubias blancas, la col, las sopas, los platos de carne de cerdo o cordero y el famoso Yogur, del que se dice que es el responsable de la longevidad de los bulgaros. El yogur búlgaro ha conquistado un privilegiado lugar en el mundo y el secreto de su elaboracion parece ser la especial leche de bufala, receta que ha sido luego "comercializada" por el grupo Danone. Se cuaja la leche mediante el célebre lactobacterium bulgaricum, agente que solo puede desarrollarse plenamente en las condiciones geograficas y climaticas de Bulgaria. Son numerosos los paises (desde Europa Occidental hasta el Japon), quienes poseen la licencia para producir yogur bulgaro ya que sus propiedades y sabor son impresionantes.

Cuando estás en Bulgaria no puedes dejar de probar platos tan exquisitos como estos:

Tarator una sopa fria hecha con pepinos trocedaos en pequenos dados, eneldo, nueces molidas, ajo, aceite y yogur batido con agua (se asemeja de alguna forma al gazpacho andaluz).

Shopska Salata la mas famosa ensalada de Bulgaria, preparada con tomate, pepino, pimiento asado y delicioso queso blanco búlgaro (Sirene) rallado y puesto encima.

Snezhanka (Tarator seco hecho con pepinos y yogur drenado).

Kyopoolu (hecho a base de berenjenas y pimiento).

Lukanka una clase de salchicha tipica del pais y muy sabrosa.

Pastarma salchicha de ternera secada de manera similar al jamón español).

Barbacoa Mix hecha sobre los carbones calientes: es un pincho de filete de cerdo, shishche (trozos de carne en una brochetta), kyufte (albóndigas) y kebabche (albóndigas alargadas), todo ello adobado con especias picantes.


Moussaka que a diferencia de la griega que contiene berenjenas, la bulgara se hace de patatas y carne molida. A todo ello se le anade por encima una mezcla de yogur, harina y huevos.

Guiuvech carne de vaca o cerdo, tomates, pimientos y guisantes, todo cocinado en el horno dentro de una vasija de barro.

Kavarma que consiste en trozos de carne de cerdo con cebollas guisadas, servido en pequenas cazuelas de cerámica.

Muy comunes en los restaurantes son los sabrosos medallones de carne, o los platos de carne de cerdo o de ternera guisada servidos con diversas salsas. En cuanto a quesos, existen dos clases el Sirene (blanco) y Kashkaval (amarillo), el primero es una auténtica delicia.

Para beber recomendamos probar la exquisita Rakia (aguardiente) de uva, ciruela o albaricoque o Mastika (una bebida con sabor anisado parecida al Ouzo griego); estas bebidas se acostumbran a tomar con las ensaladas y aunque sean de altisima graduación alcohólica, la combinación con la ensalada es una pasada; nunca antes habia probado una bebida tan sutil y armónica con este tipo de vegetales,

Finalmente hay que probar los numerosos y buenos vinos blancos o negros del pais, o las famosas cervezas Zagorka y Kamenitsa. Para postres disfrutar con Krem Karamel, Melba (helado con las frutas y crema), tortas artesanas, creps, Baklava (pasteles jarabe con nueces) y Kadaif. Para desayunar la Banitza (pasta tradicional rellena de queso búlgaro, espinaca o manzanas) es excelente.

No hay comentarios: